contacto@marcrodri.com

Inteligencia Emocional

Cómo ser asertivo: 10 consejos para comunicarte de forma eficaz

Tabla de contenidos

asertivo

 

La asertividad es la capacidad de expresar nuestros pensamientos, sentimientos y necesidades de forma honesta, directa y respetuosa. Las personas asertivas son capaces de defender sus derechos y de decir no sin sentirse culpables o agresivos.

La asertividad se encuentra en un punto intermedio entre la pasividad y la agresividad. Las personas pasivas evitan expresar sus opiniones o sentimientos por miedo al rechazo o al conflicto. Las personas agresivas, por otro lado, expresan sus opiniones o sentimientos de forma irrespetuosa o amenazante.

Las personas asertivas suelen tener las siguientes características:

  • Son capaces de expresar sus opiniones y sentimientos de forma clara y concisa.

 

  • Saben decir no de forma firme y respetuosa.

 

  • Son capaces de negociar y llegar a acuerdos.

 

  • Respetan los derechos de los demás.

 

La asertividad es una habilidad que se puede aprender y desarrollar. Hay muchas técnicas que pueden ayudarte a ser más asertivo, como:

  • Practicar la comunicación asertiva en situaciones de la vida cotidiana.

 

  • Aprender a decir no de forma firme y respetuosa.

 

  • Desarrollar la confianza en ti mismo.

 

¿Te gustaría saber más? Te aconsejo seguir leyendo 👇🏻👇🏻

asertivo

¿Qué es la asertividad?

 

La asertividad se define como la habilidad de expresar tus pensamientos, necesidades y deseos de manera directa y respetuosa, sin violar los derechos de los demás. A menudo, se encuentra en el punto medio entre la pasividad y la agresividad, promoviendo una comunicación honesta y constructiva.

 

Ejemplos:

  • “No, gracias, no me apetece ir al cine esta noche.”

 

  • “Entiendo que estés enfadado, pero me gustaría que me escucharas.”

 

asertivo

 

¿Para qué sirve?

 

La asertividad es una habilidad social que nos permite expresar nuestras ideas y opiniones de forma clara, respetuosa y firme. Cuando somos asertivos, somos capaces de defender nuestros derechos sin ser agresivos o pasivos.

La asertividad sirve para muchas cosas, tanto para nosotros como para los demás. Algunos de los beneficios de la asertividad incluyen:

  • Mejoras en las relaciones personales: La asertividad nos ayuda a construir relaciones sanas y positivas. Cuando somos asertivos, somos capaces de expresar nuestras necesidades y deseos de forma clara y respetuosa, lo que puede ayudar a evitar conflictos y malentendidos.

 

  • Reducción del estrés: Cuando somos asertivos, somos capaces de expresar nuestras emociones de forma saludable, lo que puede ayudar a reducir el estrés.

 

  • Mejora de la autoestima: La asertividad nos ayuda a sentirnos más seguros de nosotros mismos y de nuestras capacidades.

 

  • Mayor éxito profesional: La asertividad nos ayuda a defender nuestros intereses en el trabajo y a alcanzar nuestros objetivos profesionales.

 

 

En concreto, la asertividad nos sirve para:

  • Expresar nuestros pensamientos y sentimientos de forma clara y honesta.

 

  • Defender nuestros derechos y no permitir que los demás nos pisoteen.

 

  • Negarnos a hacer cosas que no queremos hacer.

 

  • Pedir lo que necesitamos o queremos.

 

  • Resolver conflictos de forma constructiva.

 

La asertividad es una habilidad que se puede aprender y mejorar con la práctica. Si quieres aprender a ser asertivo, puedes seguir los consejos que te hemos dado en este artículo.

 

asertividad

 

Beneficios de la asertividad

 

La asertividad tiene muchos beneficios, tanto para nosotros como para los demás. Algunos de los beneficios de la asertividad incluyen:

  • Mejoras en las relaciones personales. La asertividad nos ayuda a construir relaciones sanas y positivas.

 

  • Reducción del estrés. Cuando somos asertivos, somos capaces de expresar nuestras emociones de forma saludable, lo que puede ayudar a reducir el estrés.

 

  • Mejora de la autoestima. La asertividad nos ayuda a sentirnos más seguros de nosotros mismos y de nuestras capacidades.

 

  • Mayor éxito profesional. La asertividad nos ayuda a defender nuestros intereses en el trabajo y a alcanzar nuestros objetivos profesionales.

 

 

asertivo

 

 

10 Consejos para ser más asertivo

 

1. Conoce tus derechos

 

La base de la asertividad radica en reconocer y respetar tus derechos y los de los demás. Tómate el tiempo para identificar lo que consideras justo y adecuado en una interacción.

 

2. Practica la escucha activa

 

La escucha activa es fundamental para una comunicación efectiva. Presta atención a las palabras y al lenguaje corporal de tu interlocutor, demostrando interés y comprensión.

 

3. Utiliza el “Yo” en tus expresiones

Evita culpar o acusar a los demás. En su lugar, utiliza declaraciones que comiencen con “Yo”. Esto permite expresar tus sentimientos sin generar defensas.

 

4. Sé claro y específico

 

La ambigüedad puede conducir a malentendidos. Sé claro y específico al comunicar tus ideas, asegurándote de que tu mensaje sea comprensible.

 

5. Aprende a decir “no” de manera asertiva

 

Decir “no” es una parte integral de la asertividad. Practica decirlo de manera firme pero respetuosa, sin sentir la necesidad de justificar cada respuesta negativa.

 

6. Maneja críticas de manera constructiva

 

Aprende a recibir y dar críticas de manera constructiva. Enfócate en soluciones y mejoras en lugar de sentirte atacado o atacar a otros.

 

7. Utiliza el lenguaje corporal adecuado

 

Tu lenguaje corporal comunica tanto como tus palabras. Mantén una postura abierta y evita gestos que puedan interpretarse como agresivos.

 

8. Practica la empatía

 

Comprender las emociones y perspectivas de los demás es esencial para la asertividad. Practica la empatía al ponerse en el lugar de la otra persona.

 

9. Establece límites claros

 

Define límites claros en tus relaciones y actividades. Esto ayuda a evitar sentirte abrumado y te permite priorizar tus necesidades.

 

10. Busca ayuda profesional si es necesario

 

Si sientes que la asertividad es un desafío constante, considera buscar la ayuda de un profesional. Un terapeuta o coach puede proporcionar herramientas y técnicas personalizadas.

 

 

resiliencia

 

El mensaje asertivo perfecto en 4 fases

 

Las 4 etapas del mensaje asertivo perfecto son:

  1. Descripción de la situación: En esta etapa, se describe la situación de forma objetiva y neutra, sin juicios ni opiniones. Por ejemplo, si quieres decirle a tu pareja que no estás de acuerdo con algo que ha hecho, podrías empezar diciendo: “He notado que has llegado tarde a casa varias veces esta semana”.

 

  1. Expresar tus sentimientos: En esta etapa, se expresan los sentimientos que la situación te ha provocado. Es importante hacerlo de forma clara y honesta, sin culpar ni atacar al otro. Por ejemplo, podrías continuar diciendo: “Me siento frustrado y decepcionado porque esto me hace sentir que no puedo contar contigo”.

 

  1. Explicar tus necesidades: En esta etapa, se explican las necesidades o deseos que la situación ha provocado. Es relevante hacerlo de forma específica y clara, para que el otro sepa lo que necesitas o quieres. Por ejemplo, podrías terminar diciendo: “Me gustaría que llegaras a casa a una hora razonable para poder pasar tiempo juntos”.

 

  1. Una propuesta: En esta etapa, se propone una solución o cambio que satisfaga las necesidades de ambas partes. Es fundamental que la propuesta sea realista y posible de cumplir. Por ejemplo, podrías terminar diciendo: “¿Qué te parece si llegamos a un acuerdo para que llegues a casa a las 10 de la noche?”.

 

Siguiendo estas 4 etapas, podrás comunicarte de forma asertiva y eficaz, expresando tus pensamientos, sentimientos y necesidades de forma clara, respetuosa y firme.

Aquí tienes algunos ejemplos de mensajes asertivos:

  • “No me apetece ir al cine esta noche.”

 

  • “Entiendo que estés enfadado, pero me gustaría que me escucharas.”

 

  • “Me gustaría que me ayudaras con los platos.”

 

  • “Creo que es importante que hablemos de esto.”

 

asertivo

 

 

Ejemplos de mensajes en estilo pasivo, agresivo y asertivo

 

Estilo pasivo

  • “No me importa si vas al cine sin mí.”

 

  • “Lo siento, pero no puedo ayudarte con eso.”

 

  • “No me apetece ir a esa fiesta.”

 

 

Estilo agresivo

  • “¡¿Cómo te atreves a ir al cine sin mí?!”

 

  • “¡¿Por qué no puedes ayudarme?! ¡Es tu responsabilidad!”

 

  • “¡No quiero ir a esa fiesta! ¡Es una pérdida de tiempo!”

 

 

Estilo asertivo

  • “Me gustaría ir al cine contigo, pero no me apetece ir solo.”

 

  • “Me gustaría ayudarte con eso, pero tengo que terminar un proyecto para mañana.”

 

  • “No me apetece ir a esa fiesta, pero me gustaría ir a otra cosa.”

 

 

asertivo

 

¿Cómo cambiar el estilo pasivo o agresivo a asertivo?

 

Para cambiar el estilo pasivo a asertivo, es importante expresar tus pensamientos, sentimientos y necesidades de forma clara, respetuosa y firme.

En lugar de evitar conflictos o ceder a los deseos de los demás, debes ser capaz de defender tus derechos y expresar tus opiniones.

Para cambiar el estilo agresivo a asertivo, es importante evitar culpar, insultar o amenazar a los demás.

En lugar de atacar, debes centrarte en expresar tus sentimientos y necesidades de forma directa y respetuosa.

Ejemplos de cómo cambiar el estilo pasivo o agresivo a asertivo

Mensaje pasivo:No me importa si vas al cine sin mí.

Cambio a asertivo:Me gustaría ir al cine contigo, pero no me apetece ir solo.

En este caso, el mensaje pasivo es pasivo porque no expresa ningún sentimiento o necesidad.

El cambio a asertivo consiste en expresar el deseo de ir al cine con la otra persona, pero también expresar el sentimiento de no querer ir solo.

Mensaje agresivo: “¡¿Cómo te atreves a ir al cine sin mí?!”

Cambio a asertivo:Me siento decepcionado porque esperaba ir al cine contigo.

En este caso, el mensaje agresivo es agresivo porque culpa a la otra persona y la insulta. El cambio a asertivo consiste en expresar el sentimiento de decepción, pero sin culpar ni insultar a la otra persona.

Mensaje pasivo:Lo siento, pero no puedo ayudarte con eso.

Cambio a asertivo:Me gustaría ayudarte con eso, pero tengo que terminar un proyecto para mañana.”

En este caso, el mensaje pasivo es pasivo porque cede a los deseos de la otra persona sin expresar ningún sentimiento o necesidad. El cambio a asertivo consiste en expresar el deseo de ayudar, pero también expresar la necesidad de terminar un proyecto.

Mensaje agresivo: “¡¿Por qué no puedes ayudarme?! ¡Es tu responsabilidad!

Cambio a asertivo:Me gustaría ayudarte, pero tengo que terminar un proyecto. ¿Te parece si te ayudo con otra cosa?

En este caso, el mensaje agresivo es agresivo porque culpa a la otra persona y la insulta. El cambio a asertivo consiste en expresar la necesidad de terminar un proyecto, pero también ofrecer una alternativa.

Mensaje pasivo:No me apetece ir a esa fiesta.

Cambio a asertivo:No me apetece ir a esa fiesta, pero me gustaría ir a otra cosa.”

En este caso, el mensaje pasivo es pasivo porque no expresa ningún sentimiento o necesidad. El cambio a asertivo consiste en expresar el sentimiento de no querer ir a la fiesta, pero también expresar el deseo de ir a otra cosa.

Mensaje agresivo:¡No quiero ir a esa fiesta! ¡Es una pérdida de tiempo!

Cambio a asertivo:No me apetece ir a esa fiesta porque no me interesa la música que van a tocar.

En este caso, el mensaje agresivo es agresivo porque expresa un juicio negativo sobre la fiesta. El cambio a asertivo consiste en expresar el sentimiento de no querer ir a la fiesta, pero sin hacer juicios negativos.

La práctica es la clave para mejorar la asertividad. Intenta practicar estos cambios en situaciones cotidianas, y verás cómo te sientes más seguro y capaz de expresarte de forma eficaz.

Conclusión

 

La asertividad es una habilidad que se puede desarrollar y perfeccionar con la práctica constante. Al implementar estos 10 consejos en tu vida diaria, mejorarás significativamente tu capacidad para comunicarte de manera asertiva y, en última instancia, experimentarás un cambio positivo en tus relaciones y bienestar emocional.

Únete a los cientos de personas que han descubierto como dominar su mundo emocional y construir una mente fuerte y resiliente

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Telegram
Email

Artículo escrito por Marc

Inquieto por naturaleza, apasionado por la mente, las emociones y por el potencial ilimitado del ser humano. Psicólogo experto en Inteligencia Emocional. En crecimiento constante y en una misión por dejar huella

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable: MR Emotional Consulting LLC.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a Raiola Networks que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad