Mentalidad

El efecto combinado de las microacciones

¿Es importante hacer grandes cambios? La respuesta es sí, pero lo que llevará a ellos son las pequeñas microacciones diarias, descubre su gran efecto aquí.

El primer paso es saber lo que quieres.

El primer paso es saber qué quieres. ¿Tienes un proyecto en mente? ¿Hay algo que llevas tiempo queriendo hacer, pero que no acabas de comprometerte? Decidir qué quieres conseguir es el primer paso, y posiblemente el más importante después pasamos a las microacciones.

Tienes que ser realista sobre el tiempo del que dispones. Si no tienes mucho tiempo libre, no te comprometas a hacer algo que requiera 20 horas de tu tiempo cada semana. La clave está en no comprometerse en exceso: al principio, acepta proyectos de una hora de duración y mide la energía que te quitan.

Márcate un plazo. Puede parecer una buena idea trabajar en tu proyecto cuando te llegue la inspiración, pero tiene más sentido (y te ahorrará muchas más frustraciones) si te fijas unos plazos antes de empezar algo nuevo o de asumir cualquier compromiso. Una vez fijados los plazos, haz lo que sea necesario (aunque signifique levantarte una hora antes de lo habitual) para asegurarte de que se cumplen. Ten claro lo que quieres conseguir y el tiempo que te va a llevar.

 Si es necesario, pon recordatorios por todas partes para no dejar lugar a las excusas: ¡también puede ayudar a motivarte y darte más energía! Por ejemplo: “¡Ve a correr cinco kilómetros antes de las 7 de la mañana del viernes!”.

 

microacciones

 

El siguiente paso es dividirlo en microacciones.

 

El siguiente paso es dividirlo en microacciones. Las microacciones deben ser muy pequeñas, pero deben ayudarte a conseguir tu objetivo. Deben ser tan pequeñas que te lleve menos de un minuto hacerlas. Estas tareas deben ser tan sencillas que resulte casi vergonzoso no hacerlas.

 

Estas microacciones deben parecer más pequeñas de lo que estás haciendo parecer a tu tarea objetivo.

 

El mayor error que comete la gente cuando intenta hacer un cambio es hacer su tarea demasiado grande. Un objetivo demasiado grande puede resultar abrumador e intimidante.

Por eso siempre hay que buscar formas de dividir la tarea que se quiere alcanzar en partes más pequeñas. 

Si, por ejemplo, estás tratando de perder peso, no se proponga alcanzar 50 libras de inmediato. En lugar de ello, intente alcanzar un kilo cada vez.

Como dice el refrán: “Más vale pájaro en mano que ciento volando”. No tengas miedo de hacer menos de lo que crees que puedes hacer. Muchas veces(por no decir todas) es mejor hacer algo que no hacer nada.

 

Deben ser tan pequeñas que casi sería vergonzoso no hacerlas.

 

  • Deben ser tan pequeñas que casi sería vergonzoso no hacerlas, o tan fáciles que puedas hacerlas sin tener que pensar en ellas.
  • Deben coincidir con tus otras microacciones. Si piensas usar el hilo dental una vez por noche, no tiene sentido que subas las escaleras en el trabajo, ya que es probable que te suponga mucho más esfuerzo que usar el hilo dental.
  • Es mejor tener una microacción demasiado pequeña que demasiado grande. Una vez que haya empezado a hacer que la microacción forme parte de su rutina, puede aumentar su tamaño según sea necesario.

 

 

El siguiente paso es seguir realizando esas microacciones, en alguna combinación, hasta que consigas tu objetivo o hábito.

El siguiente paso es seguir procediendo esas microacciones, en alguna combinación, hasta que consigas tu objetivo o hábito. Necesitarás una fuerte determinación y concentración para continuar cuando las cosas se pongan difíciles. Habrá contratiempos en el camino y habrá momentos en los que te sentirás abandonado. Sin embargo, si eres capaz de superar estos momentos difíciles, verás que los resultados hacen que al final merezca la pena.

Para alcanzar tu objetivo o crear un nuevo hábito, debes evitar:

  • Procrastinar: Lo peor que puede pasar es que no hagas nada (o no lo suficiente). Cuando te enfrentas a una gran tarea, como ponerte en forma o aprender algo nuevo, a menudo parece más fácil rendirse antes de empezar. Para combatir este problema, te recomiendo dividir tu objetivo más grande en pasos más pequeños que sean menos intimidantes y empezar a hacerlos de inmediato.

 

  • Hacer demasiadas cosas a la vez: Si hay algo que he aprendido con el tiempo es que la multitarea no funciona bien con tareas complejas como empezar una rutina de ejercicios o cocinar la cena mientras escribo un artículo sobre conjuntos de habilidades de autodisciplina para mi serie de entradas de blog titulada “Cómo ser mejor en todo”. Cuando nuestra atención se divide entre múltiples cosas en lugar de centrarse en una sola cosa a mano, tendemos a lograr menos porque nos distraemos más fácilmente por otros estímulos a nuestro alrededor, como las notificaciones procedentes de nuestros teléfonos, lo que podría dar lugar a que pasemos horas viendo videos lindos sobre gatos jugando con bolas de hilo en lugar de hacer lo que necesita…

 

Artículo relacionado: ¿Qué es el autosabotaje mental?

 

Piensa en todo lo que perderás si no lo haces

 

Las microacciones son la unidad del cambio y en ellas debes centrar tus esfuerzos. El primer paso es entender qué es lo que quieres conseguir: puede ser cualquier cosa, desde aprender un idioma extranjero hasta convertirte en un músico consumado. Divida este objetivo en partes más pequeñas y manejables y luego divida esas partes en microacciones aún más pequeñas. Cada microacción debe ser tan pequeña que puedas realizarla inmediatamente y sentirte realizado.

Ejecuta estas microacciones en rápida sucesión, hasta que el objetivo mayor se haya alcanzado.

Si quieres escribir un libro, por ejemplo, una microacción sería escribir tres frases al día hasta que tengas un capítulo entero terminado o escribir un ensayo cada fin de semana hasta que un mes después tengas cuatro ensayos terminados y listos para editar o leer al menos 100 páginas de literatura cada semana hasta que tu base de conocimientos se haya ampliado lo suficiente como para empezar a poner palabras en el papel. 

Esta idea puede aplicarse a cualquier objetivo que requiera pasos graduales hacia su consecución y sirve de hoja de ruta en el camino. Si todos adoptáramos este enfoque, probablemente lograríamos más de lo que jamás creímos posible porque las acciones requeridas ya no parecerían tan insuperables.

 

 

Puedes aprovechar el efecto acumulativo de las microacciones para alcanzar tus objetivos y crear hábitos.

 

De eso se trata: las microacciones son fáciles de hacer. Son casi imposibles de fallar y te dejan una sensación de progreso. Es bueno para ti, te hace sentir bien y te motiva a seguir adelante. Y eso es lo que los hace tan poderosos: te hacen adquirir el hábito de hacer cosas que te llevan a tus objetivos. Ves resultados, te emocionas con esos resultados y sigues haciendo esas acciones hasta que consigues tu objetivo.

Así que entiende lo que quieres, divídelo en pequeñas acciones y hazlas hasta que se conviertan en un hábito. A continuación, aplique este método de nuevo a la siguiente cosa de su lista y continúe hasta que se convierta en un hábito también, y muy pronto todos estos hábitos se habrán apoderado de su vida de forma positiva. Si quieres aprender a fomentar el compromiso y ponerte objetivos imparables, no dudes en contactar conmigo y estaré encantado de ayudarte.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Telegram
Email

Artículo escrito por Marc

Inquieto por naturaleza, apasionado por la mente, las emociones y por el potencial ilimitado del ser humano. Psicólogo experto en Inteligencia Emocional. En crecimiento constante y en una misión por dejar huella

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ver más

  • Responsable: Marc Rodríguez Fernández.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a Raiola Networks que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Cuéntame sin compromiso que necesitas

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad