Psicología

Utilidad de la inteligencia emocional en el trabajo

Lo que se conoce como inteligencia emocional, hace referencia a la capacidad que tiene una persona para gestionar, razonar, comprender y respetar las emociones propias y de los demás. 

Lo que se conoce como inteligencia emocional en el trabajo, hace referencia a la capacidad que tiene una persona para gestionar, razonar, comprender y respetar las emociones propias y de los demás, en este caso en particular en el entorno laboral. 

Creo que es obvio de la gran importancia que tiene para la comunicación interpersonal (es decir, con los demás) y es un tema que está des de hace años en el punto de mira tanto de la psicología como el mundo de los negocios en general. 

¿Cuándo empezó este éxito que convirtió la Inteligencia Emocional en el fenómeno que es a día de hoy?

Su gran explosión fue por allá por la década del 1990. Su uso se empezó a extender como la pólvora en otros ámbitos, con particular mención al ámbito empresarial y de la educación. 

 

¿Qué es la inteligencia emocional?

 

Los psicólogos Peter Salovey y John D. Mayer, dos de los principales investigadores en el tema, aunque el más influencer fuera Daniel Golemann, definen la inteligencia emocional como la capacidad de reconocer y comprender las emociones en uno mismo y en los demás. Esta habilidad también implica usar esta comprensión emocional para tomar decisiones, resolver problemas y comunicarse con los demás, variables tremendamente importantes en la sociedad.

Según Salovey y Mayer, existen cuatro niveles diferentes de inteligencia emocional:

 

  • Percibir emociones
  • Razonamiento con emociones
  • Entendiendo las emociones
  • Manejo de emociones

 

Durante muchos años las emociones y la inteligencia conocida como coeficiente intelectual se veían cómo dos mundos totalmente alejados. No se esperaba que estuvieran relacionados de una forma tan estrecha como se ha demostrado recientemente. 

En los estudios sobre Inteligencia Emocional, el interés y el foco se pone especialmente en como nuestras emociones y nuestros estados de ánimo afectan a nuestras habilidades cognitivas cómo por ejemplo la toma de decisiones. 

Quizás en este punto te estés haciendo una pregunta

 

Inteligencia emocional en el trabajo

 

¿Por qué la Inteligencia Emocional es tan importante para el éxito?

 

Nos trasladamos al año 1995, dónde quizás el representante más conocido de este fenómeno Daniel Goleman publica su famoso libro “Inteligencia Emocional: por qué puede ser más relevante que el CI”. 

En el renombrado libro, Goleman nos explica que la Inteligencia Emocional es totalmente fundamental para predecir el éxito que tendrá una persona en la vida. Las competencias emociones, como nos dice, también desempeñan un papel muy considerable en el puesto de trabajo, es en ese momento dónde despertó la mayoría de interés del mundo empresarial acerca de este concepto. 

El concepto ganó popularidad muy rápido, podríamos decir que se hizo “viral”, captando la atención de mucho público, incluidos muchos gerentes y directivos de Recursos Humanos de grandes corporaciones. Los investigadores han afirmado que la inteligencia emocional influye en la forma en la que los empleados interactúan con tus compañeros y también se cree que juega un papel en la gestión del estrés y conflictos ¿Nada mal verdad?. También se ve afectado el desempeño laboral en su totalidad y la productividad. 

Los estudios hablan por si solos, demuestran que aquellos empleados que tienen puntuaciones más elevadas en Inteligencia Emocional también tienen las puntuaciones más elevadas en medidas de tus relaciones laborales, tus habilidades de liderazgo y la gestión del estrés. 

Goleman fue muy atrevido para declarar que lo que conocíamos como Inteligencia tradicional no era suficiente para determinar el éxito, no dijo que no fuera importante, pero si que no era suficiente. 

 

Las personas que tienen éxito en el mundo laboral no son solamente inteligentes, también son emocionalmente inteligentes. 

 

Podría parecer que la inteligencia emocional solo es valioso para altos directivos y cierto es que es muy crucial, pero no únicamente para ellos. Es una cualidad importante en todos los niveles en la carrera laboral de una persona, des de estudiantes universitarios que buscan unas buenas prácticas laborales, como empleados con una amplía experiencia que quieren asumir puestos de mayor responsabilidad en su empresa. La inteligencia emocional es fundamental para el éxito.

Pero la inteligencia emocional no es solamente para los directores ejecutivos y los altos directivos. Es una cualidad que es relevante en todos los niveles de la carrera de una persona, desde estudiantes universitarios que buscan pasantías hasta empleados experimentados que esperan asumir un papel de liderazgo. Si desea tener éxito en el lugar de trabajo y ascender en la escala profesional, la inteligencia emocional es fundamental para su éxito.

 

 

 

 

Por qué es importante la inteligencia emocional en el lugar de trabajo

 

Según una encuesta de gerentes de contratación, casi el 75% de los encuestados sugirieron que valoraban como mucho más importante su nivel de inteligencia emocional que no su cociente intelectual. Algo totalmente revolucionario

La inteligencia emocional en el trabajo es ampliamente reconocida como una habilidad valiosa que ayuda a mejorar la comunicación, la gestión, la resolución de problemas y las relaciones en el lugar de trabajo. También es una habilidad que los investigadores han demostrado que se puede trabajar y desarrollar, una gran noticia que marca una diferencia fundamental con el cociente intelectual que es fijo y estable, no podemos practicarlo. 

 

 

Cómo desarrollar la inteligencia emocional

 

Si bien las habilidades emocionales pueden ser algo natural para algunas personas, hay cosas que cualquiera puede hacer para ayudar a mejorar su capacidad de comprender y razonar con las emociones. Esto puede ser particularmente útil en el puesto de trabajo, donde las relaciones y las decisiones comerciales a menudo se basan en la comprensión interpersonal, el trabajo en equipo y la comunicación.

Factores como la educación y la personalidad suelen jugar un papel importante en el desarrollo de la inteligencia emocional en el trabajo, pero es una habilidad que se puede mejorar con esfuerzo y práctica.

Un estudio de 2011 encontró que los participantes que se entrenaron en competencias emocionales clave mostraron mejoras duraderas en la inteligencia emocional. También experimentaron mejoras en el bienestar físico y mental, mejores relaciones sociales y niveles más bajos de cortisol (hormona del estrés). 

 

 

Vuélvete más consciente de tí mismo

 

  • El primer paso para usar tus habilidades de inteligencia emocional en el trabajo es practicar el reconocimiento de tus emociones, es la base sobre la que se va a sostener todo. 
  • La autoconciencia es ser consciente de diferentes aspectos de uno mismo, incluidas tus emociones y sentimientos. Es uno de los componentes fundamentales de la inteligencia emocional. Para identificar tus emociones y entender qué las causa, primero debes ser consciente. 
  • Presta atención a cómo te sientes. ¿Cómo afectan estas emociones a tus reacciones? ¿Las cosas en las que piensas influyen en las decisiones que tomas o en la forma en que interactúas con los demás? Al reflexionar sobre estas preguntas, puede volverse más consciente de tus emociones y el papel que juegan en su vida diaria. 
  • Evalúa tus fortalezas y debilidades emocionales. ¿Qué tan bien te comunicas con los demás? ¿A menudo te sientes impaciente o irritable? ¿Cuáles son algunas maneras de lidiar con estos sentimientos de manera más efectiva? Reconocer tus debilidades te permite descubrir cómo lidiar con ellas. 
  • Recuerda, los sentimientos son solamente temporales. Los compañeros de trabajo pueden hacerte sentir incómodo y tu jefe puede darte un trabajo un poco desagradable. Antes de reaccionar, recuerda que estos sentimientos que están pasando ahora mismo por tu cuerpo son solo temporales. Tomar decisiones apresuradas basadas en emociones intensas puede ser perjudicial para tus objetivos y  tu éxito a largo plazo, no olvides que lo que siembres hoy lo recogerás mañana

 

Practica la autorregulación

 

Goleman cree que la autorregulación es una parte importante de la inteligencia emocional en el trabajo. Ser consciente de tus emociones es un primer paso valioso, pero también necesitas poder manejarlas. 

Las personas con buenas habilidades de autorregulación se adaptan bien a las situaciones cambiantes(que a día de hoy son la mayoría por no decir todas). No hacen las cosas por impulsividad, esperan la expresión emocional correcta. Para mejorar tu autorregulación en el lugar de trabajo:

Encuentra maneras sobre como reducir el estrés en el trabajo. Los hobbies fuera del trabajo son un excelente lugar para comenzar. 

El ejercicio también es una forma saludable de reducir el estrés(personalmente mi favorita).

Acepta el hecho de que no puedes controlarlo todo. 

Piensa bien antes de tomar una decisión (cuenta hasta 100 si hace falta). Las emociones pueden abrumarte en este momento. Si te das tiempo para considerar todas las opciones, puedes hacer una elección más tranquila y racional.

 

Mejorar las habilidades sociales

 

  • La investigación socioemocional muestra que las personas con un alto coeficiente intelectual también tienen fuertes habilidades sociales. Debido a que son expertos en percibir las emociones de los demás, son capaces de reaccionar adecuadamente ante las situaciones. Las habilidades blandas(conocidas en inglés como “soft skills”) también son muy valoradas en el lugar de trabajo, ya que conducen a una mejor comunicación y una cultura empresarial más positiva. 
  • Los empleados y líderes con buenas habilidades interpersonales pueden construir relaciones con compañeros y comunicar sus ideas de manera efectiva. Las personas con buenas habilidades sociales no solo son excelentes miembros de un equipo, sino que también pueden desempeñar roles de liderazgo cuando sea necesario. 
  • Para mejorar tus habilidades sociales:
  • Escucha lo que otros tienen que decir. No únicamente significa escuchar pasivamente a los demás. La escucha activa implica prestar atención, hacer preguntas y dar retroalimentación. Ya sea que sea gerente o miembro de un equipo, la escucha activa puede demostrar que le apasionan los proyectos que se crean en tu trabajo y deseas colaborar con otros para ayudar a la empresa a lograr sus objetivos. 
  • Presta atención a la comunicación no verbal. Las señales que las personas envían a través del lenguaje corporal pueden decir mucho sobre lo que realmente piensan, hazme caso porque el cuerpo da muchas no, muchísimas pistas.
  • Perfecciona tus habilidades de persuasión. Ser capaz de influir en el lugar de trabajo y convencer a los miembros del equipo y supervisores para que te escuchen puede ayudarte a avanzar en tu carrera a largo plazo, importante, no confundir persuasión con manipulación, no tienen nada que hacer.

 

Post relacionado: ¿Qué es la escucha activa? Cómo potenciarla en 6 pasos

 

 

Ser más empático

 

Las personas emocionalmente inteligentes son buenas para ponerse en el lugar de otra persona y comprender cómo se sienten. La empatía es más que simplemente reconocer cómo se sienten los demás. También implica cómo respondes a estas emociones.

En el lugar de trabajo, la empatía le permite comprender las diferentes dinámicas entre colegas y supervisores. También le permite reconocer quién tiene el poder y cómo influye en los comportamientos, sentimientos e interacciones que surgen de tales relaciones.

 

  • Ver las cosas desde el punto de vista de la otra persona . A veces puede ser un desafío, especialmente si sientes que la otra persona está equivocada. Pero en lugar de dejar que los desacuerdos se conviertan en conflictos mayores, dedique tiempo a observar la situación desde la perspectiva de otra persona. Puede ser un gran primer paso para encontrar un término medio entre dos puntos de vista opuestos.
  • Presta atención a cómo respondes a los demás . ¿Les permites tener la oportunidad de compartir sus ideas? ¿Reconoces su aporte, incluso si no estás de acuerdo? Dejar que los demás sepan que tus esfuerzos tienen mérito a menudo ayuda a que todos se sientan más dispuestos a comprometerse.

 

Las personas emocionalmente inteligentes son capaces de ponerse en el lugar de los demás y comprender sus sentimientos. 

La empatía es más que simplemente reconocer los sentimientos de otro. También incluye cómo lidias con estas emociones. En el lugar de trabajo, la empatía te ayuda a comprender las diferentes dinámicas entre compañeros de trabajo y superiores. También te permite identificar quién tiene poder y cómo ese poder afecta al comportamiento, las emociones y las interacciones entre los compañeros y miembros del equipo.

 

Ver las cosas desde el punto de vista de otra persona. Esto puede ser difícil a veces, especialmente cuando sientes que la otra persona estaba equivocada, nuestro ego quiere constantemente tener la razón es cómo una adicción para él. Pero en lugar de dejar que la disputa se convierta en un conflicto mayor, tómate el tiempo para ver la situación desde la perspectiva de la otra persona, como se diría comúnmente, ponte en sus zapatos. Este puede ser un primer paso importante para encontrar el término medio entre dos puntos de vista opuestos y quién sabe, quizás encontrar una solución de tipo win-win.

 

Presta atención a cómo reaccionas ante los demás. ¿Les ha dado la oportunidad de compartir sus pensamientos? ¿Respetas sus opiniones, incluso si no estás de acuerdo con ellas? Decirle a los demás que sus esfuerzos valen la pena a menudo hace que las personas estén más dispuestas a comprometerse y volver a compartir sus sentimientos en ocasiones futuras.

 

 

Trabaja en tu motivación

 

Otro componente importante de la inteligencia emocional en el trabajo es la motivación intrínseca(la que surge de tu propio interior, no por recompensas externas). 

Las personas con alta inteligencia emocional en el trabajo están más motivadas para lograr objetivos por su propio bien. En lugar de buscar recompensas externas, quieren hacer algo porque lo encuentran satisfactorio y les apasiona lo que hacen. El dinero, el estatus y el prestigio son relevantes, tampoco vamos a ser hipócritas, pero las personas de gran éxito suelen estar impulsadas por una motivación mucho mayor. Les apasiona lo que hacen. Están dedicados a su trabajo, les encanta asumir nuevos desafíos y su entusiasmo parece ser contagioso. No se dan por vencidos cuando se enfrentan a obstáculos y pueden inspirar a otros a trabajar duro y ser coherentes con sus objetivos. 

Enfócate en lo que realmente te apasiona de tu trabajo. Puede haber cosas sobre tu trabajo que amas y odias. Trata de concentrarte en los aspectos de tu trabajo que más disfrutas, como la sensación de completar un gran proyecto o ayudar a un cliente a lograr sus objetivos. 

Sé un más positivo. Adoptar una actitud más positiva puede ayudarte a afrontar mucho mejor las diferentes situaciones conflictivas que surjan y que son inherentes en el propio desempeño laboral.

 

Una última palabra de Marc

La inteligencia emocional juega un papel importante no solo en tu felicidad sino también en tu éxito en el lugar de trabajo. Afortunadamente, hay muchas lecciones que puedes aprender de la psicología emocional que te permitirán incrementar tu inteligencia emocional en el trabajo que sin duda tendrá consecuencias positivas y directas sobre tu nivel de éxito laboral y personal. ¿Suena bien verdad?

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Telegram
Email

Artículo escrito por Marc

Inquieto por naturaleza, apasionado por la mente, las emociones y por el potencial ilimitado del ser humano. Psicólogo experto en Inteligencia Emocional. En crecimiento constante y en una misión por dejar huella

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ver más

  • Responsable: Marc Rodríguez Fernández.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a Raiola Networks que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Cuéntame sin compromiso que necesitas

Me ocupo de ayudarte mientras Marc está en consulta o de formación. ¿Me cuentas en que te puedo ayudar?

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad